miércoles, 22 de julio de 2009

Las varices

Hola
Pues hoy empiezo con una pequeña aportación para las varices... Este verano, al trabajar tanto sentada, los tacones y demás, empezaron a aparecerme las arañitas rojas en las piernas. Yo que a veces soy un poco dramática, estube días rompiendo la cabeza a mi madre y a mi novio, hasta que conseguí dar con algo que me va ayudando. No es un remedio milagroso, pero permite mantenerlas a raya y van desapareciendo poco a poco.

El primer paso es andar 3 horas al día... ¿Tanto? Es lo primero que dije cuando me lo contó una amiga, que conocía a alguien que fue a una clínica a Barcelona a sacarsela y fue lo que le dijeron los médicos. Pues si, 3 horas para activar la circulación... Esto puede ser complicado, pero andando una hora por la mañana, otra por la tarde y la última cuando le venga mejor a uno, se va mejorando bastante.

Otra recomendación es dejar los tacones... el daño que hace junto la ropa ajustada, no dejan apenas circular la sangre. No es que haya que precinsdir de ellos para siempre, simplemente no abusar como hice yo, que estaba todos los días, 12 horas al día, con ellos puestos, y terminé fatal de los pies (aún se están recuperando los pobres).

Luego hay que dejar los grandes enemigos... prenscindir al ser posible del tabaco y el alcohol. También se aconseja la cafeina, grasas y demás cosas... pero el mayor daño lo hacen el tabaco y el alcohol, pues disminuye la oxigenación y empeora la circulación.

Otro elemento que tuve que eliminar de mi vida, pero eso es porque tengo mal la circulación, son las píldoras anticonceptivas. Tanta hormona en el cuerpo puede perjudicar a algunas mujeres, y en mi caso, hizo mucho daño a mis piernas y gluteos.

Pero a parte de estos consejos, que podeis ver en otras páginas, os diré lo que hago a mayores. Leyendo un libro que me compró mi madre hace años para que mejorase la alimentación, decidí seguir los consejos que daban para las varices. Y he de adminitir que por ahora bien. Hay varios, pero yo por ahora he seguido estos dos.

Primero. Infusiones. Tomo al cabo del día tres tipos distintos de infusiones. Por la mañana ortiga verde, al mediodia diente de leon y por la tarde-noche cola de caballo.

Segundo. Por las noches echo una mezcla de aceites naturales. Cojo dos cucharadas de aceite de almendras dulces y le echo 5 gotas de aceite de ciprés y 5 gotas de aceite de lavanda. Al inicio el olor puede ser fuerte, pero con el tiempo te acostumbras. Realizas un masaje por toda la pierna y listo. Eso sí, tener cuidado con los aceites y no los useis durante la regla o no lo echeis si luego os va dar el sol, pues puede provocar algunas reacciones en la piel.

Pues aquí teneis algunos consejos.
Con el tiempo iré provando más cosillas y os iré comentanto. Espero que os ayude esto.

4 comentarios:

Lorena. dijo...

Hola!!

También viene muy bien dormir con las piernas elevadas unos 15 cms., para ayudar a la circulación de retorno venoso.

Me encanta la idea de tu blog, me voy a suscribir! :)

Ánimo y sigue escribiendo!

Satsuki dijo...

Eso de dormir con las piernas elevadas no lo sabía... lo apuntaré. ¿Y como haces para mantenerlas elevadas? ¿Con cojines o así?

Si alguien sabe más cosas, que comente xd.

Lorena. dijo...

Hola:

Pues puedes poner una almohada a los pies de la cama, pero lo que generalmente se recomienda es poner una alza bajo las patas de la cama o bajo el colchón para que no sean sólo los pies los que se apoyen, sino que las piernas estén completamente elevadas.

Yo, en plan casero, hice una especie de mezcla: metí una almohada muy dura debajo del colchón, en los pies ;)

Lucía dijo...

Tienes un blog genial!!!! Te invito a visitar el mio